Chile debe aprovechar la oportunidad de que la protección del medio ambiente sea una parte estructurante en una nueva Constitución | WWF

Chile debe aprovechar la oportunidad de que la protección del medio ambiente sea una parte estructurante en una nueva Constitución

Posted on
25 octubre 2020
Para WWF Chile, la Constitución Política es un elemento muy relevante para la protección del medio ambiente, ya que configura las bases de la institucionalidad ambiental del país y también de las leyes que regulan el cuidado de la naturaleza y las personas.
 
Por lo mismo, y luego de que Chile aprobara la opción de elaborar una nueva Constitución, la organización de conservación destacó la oportunidad que se abre para que los temas ambientales puedan estar mejor representados en este documento, que podrá ser actualizado según los nuevos contextos nacionales y globales. “Un país moderno y que se proyecta al futuro debe priorizar aspectos como la conservación de la naturaleza y la reducción y mitigación de los impactos humanos. Una biodiversidad sana y la incorporación de desafíos como el cambio climático de manera transversal son claves para poder avanzar hacia un desarrollo que sea sustentable, resiliente, equitativo y que incorpore a las comunidades locales”, sostiene Ricardo Bosshard, director de WWF Chile.
 
Análisis constitucional
 
En esta línea, WWF Chile realizó un análisis respecto al abordaje del medio ambiente, la biodiversidad y el cambio climático en 30 Constituciones a nivel global, el cual se encuentra disponible bajo el título  “Medio ambiente y protección de la biodiversidad en las Constituciones del mundo”. Si bien esta revisión no consideró una evaluación de cómo estos textos constitucionales inciden o no en el desempeño ambiental de cada país en la práctica, sí arrojó elementos interesantes, como que el 67,7% de las Constituciones revisadas considera que es deber del Estado proteger el medio ambiente y un 51,6% incorpora el concepto de desarrollo sustentable o sostenible.
 
Asimismo, poco más del 51% garantiza la protección ambiental a través de la consagración del derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación. “En el caso de la Constitución de Chile, se puede decir que en su momento fue innovadora al incorporar este derecho, aunque al día de hoy debe ser revisado y actualizado en relación a los nuevos contextos y necesidades en términos ambientales”, señala Bosshard.
Aspectos como la ordenación del territorio, ciudades sostenibles, derecho al agua, protección de bosques e incorporar una gobernanza en los territorios, son trascendentales para un país como Chile, altamente vulnerable al cambio climático.
 
“No podemos dejar de ver cómo a nivel mundial, muchos procesos y fenómenos se han acelerado en los últimos años, como la pérdida de biodiversidad y el aumento de nuestra huella ecológica. Y lamentablemente Chile no se encuentra ajeno a esto.  Es momento de pensar y construir esta nueva Constitución que nos ayude a navegar en un futuro lleno de desafíos, incluida la pérdida de biodiversidad a gran escala y el cambio climático, los cuales nos acompañarán al menos los próximos 50 años” agrega.
 
 
Hazte Socio
Hazte Socio