Cuidadores de Alimentos: Carlos Labrín, Los Ríos

Posted on
19 marzo 2024
El chef Carlos Labrín es miembro de la Agrupación Chef de Los Ríos y trabaja habitualmente con las comunidades locales, principalmente recolectores de orilla y productores de muy pequeña escala, en base a lo cual va explorando nuevos productos y el cómo posicionarlos. Por otra parte, también realiza una asesoría a AVA Los Ríos (Programa Territorial Integrado de Alimentos con Valor Agregado), donde se van identificando productores locales que reúnen las cualidades para unirse al mundo Horeca (sector de los servicios de comida), para hacer el vínculo con lo que es la producción. Se trata de emprendedores locales, algunos de los cuales trabajan también con productos que, de alguna forma, cuentan con alguna denominación de origen, generalmente pescados, mariscos y frutos del bosque nativo, configurando un tema de cocina territorial.

Conciencia y conocimiento

“Donde más se ve el tema de la conciencia es en los niños, nosotros hicimos unas intervenciones como Chef de Los Ríos con ayuda de Inacap hace unos años en un colegio, pedimos intervenir para ver el tema del consumo de algas. Lo hicimos con estudiantes de terceros y cuartos medios, pero antes les preguntamos si les gustaba comer algas y la mayoría dijo que no les gustaban y que no sabían lo que eran los productos del bosque nativo”, indica Carlos.

En dicha intervención, se les dio a degustar y quedó en evidencia que el gran problema con las algas tiene que ver con los hogares, porque son los padres quienes transmiten la información a los niños. Así, se constató que no existe un conocimiento a priori más que el de los padres, que seguramente tuvieron “traumas gastronómicos” con las algas. Esto, considerando que se les dio a probar algas a este grupo de alumnos y a más del 85% les encantaron los platos degustados.

Carlos asegura que la Región de Los Ríos es una región muy rica en términos de alimentos, pero en general las personas no se dan cuenta de ello. Hay murra, castañas, avellanas y hongos en el bosque nativo, aunque los pocos que son recolectados se venden a altos precios. Por ejemplo, apunta a que se podría sacar más provecho de hongos como el loyo y el changle, que son muy buenos y tienen aportes minerales muy relevantes, pero que en general la gente no conoce.

Habría que hacer mesas de trabajo en las que participen la parte comercial, las casas de estudio y los productores, tenemos que unir estos tres elementos y los resultados comunicarlos a través de trípticos, animaciones, charlas, pero también hacer parte a la educación básica en esto. En la educación básica está el fuerte y donde se va a producir un cambio de aquí a 8 o 10 años más” comenta Carlos.
Hazte Socio
Hazte Socio