Protejamos nuestros bosques | WWF
© Jumbo

Los bosques necesitan guardianes

Los bosques son esenciales para la vida en la tierra. Trescientos millones de personas en todo el mundo viven en ellos y 1.600 millones dependen de estos hábitats para su sustento. Además, protegen nuestras cuencas hidrográficas, inspiran belleza, proporcionan lugares para la recreación, suministran el oxígeno que necesitamos para sobrevivir y entregan madera para productos que utilizamos diariamente, lo que se conoce como servicios ecosistémicos.

Los bosques son mucho más que una colección de árboles: albergan el 80% de la biodiversidad terrestre del mundo. Son redes complejas de organismos que incluyen plantas, animales, hongos y bacterias. Los bosques toman muchas formas, dependiendo de su latitud, el suelo, la lluvia y las temperaturas predominantes.

Asimismo, desempeñan un papel fundamental en la mitigación del cambio climático porque actúan como un sumidero de carbono: absorben dióxido de carbono, que es un gas de efecto invernadero, el cual de otro modo estaría libre en la atmósfera y contribuiría a los cambios constantes en los patrones climáticos.

Los ecosistemas boscosos también están estrechamente ligados con la provisión de agua dulce, dado que el 75% del vital elemento que es consumido en el mundo, incluyendo las ciudades, proviene de cuencas y humedales forestales.

El verde en peligro

A pesar de su tremenda importancia, lamentablemente los bosques hoy están en crisis. La Tierra ha perdido casi el 40% de sus bosques en los últimos tres siglos, y están desapareciendo 33,000 kilómetros cuadrados cada año (4 veces la superficie de la Isla Grande de Chiloé), y solo el 17% de lo que queda tiene algún tipo de protección adecuada.

La deforestación se presenta en muchas formas, incluidos los incendios, la tala indiscriminada para agricultura, ganadería y desarrollo de proyectos, la tala insostenible de la madera y la degradación debido al cambio climático. Esto afecta los medios de vida de las personas y amenaza a una amplia gama de especies de plantas y animales. Además, hay que tener en cuenta que cuando reducimos o dañamos los bosques, se liberan enormes cantidades de emisiones de carbono que contribuyen al cambio climático.

Chile: el desafío de restaurar

Según datos de CONAF, en nuestro país existen 14,41 millones de hectáreas de bosque nativo, lo que representa el 19,04% de la superficie del territorio nacional. No obstante, desde 1550 a la fecha, Chile ha perdido el 42% de su superficie de bosque nativo y existe actualmente casi un 80% de tierras degradadas, además de un 21% en proceso de desertificación.

Esto muestra la urgencia de impulsar acciones planificadas de restauración a escala de paisaje, considerada ésta como un proceso de recuperación tanto de bosques nativos como también de la productividad de suelos agrícolas, promoviendo la protección del agua para las personas y comunidades e incentivando la adaptación al cambio climático.
 
El enfoque de restauración a escala de paisaje, contempla diferentes visiones de desarrollo sustentable en la que muchos actores conviven en un mismo espacio y con diferentes objetivos productivos y de conservación de la biodiversidad. 

En esta línea, con el impulso de WWF Chile, los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente suscribieron un acuerdo para trabajar en conjunto en el diseño e implementación de un Plan Nacional de Restauración.

Conviértete en un guardián del bosque

Existen varias sencillas acciones con las que puedes contribuir a proteger estos valiosísimos ecosistemas, ya sea cuando los visitas, como desde tu propio hogar y en forma cotidiana.

1- Cuidar los entornos naturales evitando botar basura.

2.- No hacer fogatas ni lanzar colillas de cigarrillo en los bosques y sus alrededores.

3.- No dañar la flora y fauna existente.

4.- No introducir nuevas especies animales o vegetales que pudieran afectar los procesos naturales del ecosistema.

5.- Apoyar las iniciativas y campañas de reforestación y restauración que se lleven a cabo en forma planificada y considerando las particularidades de cada paisaje.

6.- Utilizar en forma responsable los productos y bienes provenientes de bosques y plantaciones, tales como el papel y la madera.

7.- Reciclar el papel y el cartón.

8.- Preferir productos certificados bajo el sello FSC, sistema de certificación forestal impulsado por WWF que garantiza que un manejo responsable.

Sigue a Jumbito y conoce el secreto del Bosque Encantado

WWF Chile promueve y apoya la iniciativa del Circo Guardianes del Bosque, organizado por Jumbo y la Fundación Construye Cultura, espectáculo gratuito que recorrerá 17 ciudades del país con 55 funciones.

Este show invita al público a ser parte de la conservación de los bosques y la naturaleza, con una entretenida historia protagonizada por Jumbito, cuyo hogar está contaminado y se está quedando sin agua limpia. Para salvar su casa, Jumbito busca conocer el secreto del Bosque Encantado de Queulat, una tierra prístina y hermosa.

Conoce más sobre el Circo Guardianes del Bosque

Hazte Socio
Hazte Socio