Agua | WWF

¿Por qué es tan importante el agua?

El agua dulce es un elemento vital para el consumo, saneamiento, agricultura, transporte, generación de electricidad y recreación. También crea hábitats para un diverso rango de animales y plantas.

Los requerimientos  de agua han aumentado considerablemente los últimos años, en especial en el consumo para la elaboración de productos con valor agregado. Éste se mide a través de la huella hídrica, que corresponde al agua consumida en el proceso de elaboración de algún producto. A nivel mundial, la mayor huella hídrica por actividad económica la tiene la agricultura, específicamente los cultivos de café, algodón y trigo (WWF Bélgica 2011).

Las cuencas forestadas junto con humedales aportan el 75% del agua dulce disponible para los seres humanos. Junto con la amenaza de cambio climático, la pérdida de bosques significa la disminución de las fuentes de agua.

¿Qué estamos haciendo?

WWF Chile ha implementado las estrategias del programa de bosques y el programa de agua dulce en la Ecorregión Valdiviana, entre el Maule y Aysén. Dichas estrategias se combinan con el propósito de trabajar en forma conjunta para el manejo integrado de paisajes resilientes y que el desarrollo y actividades humanas puedan realizarse en armonía con la naturaleza. 

Uno de los paisajes priorizados para la conservación del ecosistema terrestre y acuático es la cuenca del río Valdivia, dado que posee gran cobertura de bosque nativo, cuerpos de agua que constituyen un importante reservorio de recurso hídrico tanto para las personas de la región como para el ecosistema que se desarrolla en la cuenca.  Estas características constituyen el hábitat de especies de importancia biológica que se encuentran en categoría de conservación, tales como: Huillín (Lontra provocax) calificada como En Peligro (DS 42/2011 MMA), y la especie de pez endémica y únicamente registrada en esta cuenca, el tollo de agua dulce (Diplomystes camposensis) clasificada como En Peligro (DS 51/2008 MINSEGPRES).

Un gran hito en este ámbito ha sido el reciente hallazgo de dos nuevas especies de monito del monte que se distribuyen dentro de la Ecorregión Valdiviana. Además de la especie ya identificada como Dromiciops gliroides, que tiene distribución entre la Araucanía y Los Lagos, incluyendo la isla de Chiloé, ahora se adicionan también Dromiciops bozinovici que presenta distribución al sur del Maule y norte del Biobío, y Dromiciops mondaca descrita como especie endémica y única en Valdivia y Mariquina (D’elia et al., 2016).  Este descubrimiento suma otra especie endémica para la cuenca del río Valdivia, es decir, que no se encuentra en ningún otro lugar del mundo excepto en este territorio y que le confiere a este ambiente valor único para la conservación a nivel mundial.

Este pequeño marsupial es un organismo poco conocido del cual no se tiene mucha información, por lo tanto es de vital importancia seguir investigando para conocer más de sus hábitos y así diseñar planes de manejo y estrategias de conservación más efectivas para mantener las poblaciones que habitan en la ecorregión.

Hazte Socio
Hazte Socio