Informe planeta vivo | WWF




EL PLANETA ESTÁ VIVO

El futuro del planeta está en nuestras manos. 
Nuestra misión será mantener viva
la naturaleza y todas sus especies.


 

Ayuda aquí

 

INFORME PLANETA VIVO

Es un análisis científico que evalúa la salud de nuestro planeta. Algo así como un chequeo médico que también nos cuenta el impacto de la actividad humana sobre la Tierra.

Sabemos que tenemos un solo planeta, por ello, proponemos adoptar hábitos que permitan un beneficio para el medio ambiente, las personas y la economía, para ahora y las próximas generaciones.

¿Qué hay de nuevo?

Esta última edición del Informe Planeta Vivo, que pone bajo la lupa a más de 10 mil poblaciones de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces, nos cuenta que en poco más de 40 años ha disminuido un 58% de las poblaciones de vertebrados (entre los años 1970 y 2012).  Las poblaciones terrestres han declinado un 38%, las de agua dulces un 81% y las especies marinas un 36%.

 

Descargar resumen

Descargar Informe Planeta Vivo

¿Qué estamos haciendo mal?

Estamos perdiendo y degradando el hábitat de miles de especies. Modificamos el entorno en el que viven, ya sea porque lo eliminamos por completo, fragmentamos o provocamos la disminución de calidad de las características claves del hábitat. Por ejemplo, prácticas como la agricultura no sostenible, la tala de árboles, el transporte poco eficiente, desarrollo residencial o comercial mal planificado, la producción energética y la minería. En cuanto a los hábitats de agua dulce, las causas más comunes son la fragmentación de ríos y arroyos, y la extracción indiscriminada de agua. Amenazas como la sobreexplotación de especies, contaminación, introducción de especies invasoras y enfermedades, y por supuesto el cambio climático, también son importantes de considerar.

¿Cómo nos afecta?

Necesitamos que los ecosistemas sean saludables ya que son necesarios para la regulación y purificación del agua y el aire, las condiciones climáticas, la polinización, la dispersión de las semillas y el control de las plagas y las enfermedades. Si los ecosistemas están dañados no solo afecta a las especies, también a nosotros como seres humanos. Los ecosistemas nos entregan alimento, agua, aire, energía, medicina y recreación. 

Las reservas disponibles de recursos naturales renovables y no renovables que sustentan la vida humana (las plantas, los animales, el aire, el agua, los suelos, los minerales, etc.) pueden describirse como “capital natural”. Este capital suministra un flujo de beneficios a las personas, tanto a nivel local como global. A estos beneficios se les llama “servicios ecosistémicos”.

¿Qué podemos hacer?

Las actividades humanas no sustentables están causando la disminución de las poblaciones de especies silvestres alrededor del mundo, llegando a niveles alarmantes, al mismo tiempo amenzando el bienestar de nosotros mismos, los seres humanos.  Es posible lograr el equilibrio, proteger el medio ambiente, junto con el desarrollo económico y social.

Necesitamos un cambio de sistema en que la formulación de políticas tenga una visión de largo plazo, se base en la ciencia, y tenga un enfoque integrado e intergeneracional.

¿Qué pasaría si no actuamos hoy?

Para el año 2020 las poblaciones podrían disminuir en promedio un 67% en relación a 1970 , y la humanidad utilizaría 1,75 planetas Tierra para satisfacer sus necesidades.

Síguenos en

 

Sé parte del esfuerzo por proteger nuestro hermoso planeta, y las personas y animales que viven en él.

¡Juntos podemos hacer la diferencia!

 

Hazte Socio

Hazte Socio
Hazte Socio