guafo | WWF

Hoy aproximadamente solo el 4% de los océanos del mundo están protegidos. Aunque en Chile esta cifra es mayor, los ecosistemas marinos más amenazados se encuentran mínimamente representados en el sistema de áreas marinas protegidas. Los ecosistemas costeros continentales aún cuentan con escasas figuras de protección y manejo efectivo. Por ejemplo, hasta el momento existe sólo un Parque Marino costero en toda la costa continental de Chile (15 Km2).

Por otro lado, como lo advierte el Informe Planeta Vivo 2016 de WWF, los recursos marinos comercialmente importantes han registrado una disminución del 36% entre 1970 y 2012, con una tasa media de 1% de declinación anual.

Para enfrentar este desafío, WWF Chile te invita a descubrir un sitio clave para la conservación marina en la Patagonia y apoyar su protección, promoviendo la creación de un Área Marina Protegida para la zona de Isla Guafo, un portal natural hacia la biodiversidad frágil, única y alucinante.

Isla Guafo es un lugar mágico y lleno de secretos aún por descubrir. Habitada solo por la pequeña dotación de su faro, se ubica en la entrada del Golfo de Corcovado, a unos 40 kilómetros al sur de Chiloé. Es un sitio prioritario para la conservación de diversas especies marinas, y por ello WWF Chile está impulsando que se decrete un Área Marina Protegida de 315 mil  hectáreas alrededor de la isla.

 

Conoce la magia de Guafo


Diversidad de aves y fauna marina es lo que podemos encontrar en este mágico rincón del sur de Chile

Áreas Marinas Protegidas

Nunca en la historia de la humanidad, la salud de los océanos ha estado tan amenazada y, al mismo tiempo, ha sido tan importante para el bienestar y el futuro de los seres humanos.

Las Áreas Marinas Protegidas son una herramienta clave para proteger la biodiversidad del océano, así como para mantener las fuentes de alimento, amortiguar desastres ambientales, y proporcionar ingresos económicos y empleos y garantizar medios de vida sustentables a las comunidades locales.  Por lo mismo, WWF dedica grandes esfuerzos para que las AMPs sean manejadas de forma efectiva y con la participación de las personas, organizaciones y actores que utilizan el maritorio.

En este ámbito, WWF Chile ha impulsado junto a otras entidades, una experiencia inédita a nivel nacional desarrollada en torno a la AMCP-MU Pitipalena-Añihué, en la región de Aysén. Las organizaciones locales se han involucrado en la conservación y el desarrollo sustentable de su territorio, proponiendo ser, en conjunto con el gobierno, parte de la gestión del Área Marina Protegida , haciéndose parte de las responsabilidades y también de los beneficios ambientales, económicos y sociales que se espera entregue la AMCP en el largo plazo.

Las AMPs comprenden diversas figuras legales para administrar el maritorio, incluyendo por ejemplo Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERB), Áreas Marinas Costeras Protegidas de Múltiples Usos (AMCP-MU), Reservas Marinas, o Parques Marinos. Cada una de estas figuras administrativas presenta distintos propósitos, reglamentos y permiten diferentes actividades. Sin embargo, la participación, voluntad y entusiasmo de las personas que habitan la región, es lo primero y lo más importante para comenzar a trabajar.

Necesitamos más Áreas Marinas Protegidas (AMPs) representativas de los ecosistemas marinos de Chile continental y, específicamente de la Patagonia, donde la necesidad de conservación es urgente y el potencial de su contribución es incalculable, tanto para el bienestar de los seres humanos como para la vida silvestre.

Con AMPs diseñadas de manera participativa y generando planes de gestión efectiva, podemos mantener o mejorar el estado de los ecosistemas y mitigar la pérdida de la biodiversidad a nivel global, incluyendo los stocks colapsados de varias especies comercialmente importantes.

El mar de la Patagonia chilena

Es un sitio que necesita figuras legales de protección, como Parques Marinos, Reservas Marinas y Áreas Marinas Costeras Protegidas de Múltiples Usos, que puedan contribuir a la restauración de hábitats y a la recuperación de recursos marinos, apuntando hacia la prosperidad social, económica y cultural de la Patagonia chilena.

Esto busca WWF Chile junto a las organizaciones ambientales que conforman el grupo de trabajo Patagonia Chilena Mar y Tierra, con miras a lograr que los ecosistemas terrestres y marinos de la región Patagónica conserven su alto valor biológico, cultural.

Inscríbete si quieres recibir información de ésta y otras iniciativas que está haciendo WWF Chile

* indicates required