Con talleres WWF Chile levanta problemáticas de pescadores de merluza para incluir en Plataforma Social del Plan de Manejo | WWF

Con talleres WWF Chile levanta problemáticas de pescadores de merluza para incluir en Plataforma Social del Plan de Manejo

Posted on
16 mayo 2017
Una serie de talleres para pescadores artesanales en las principales caletas merluceras entre las regiones de Coquimbo y el Biobío está realizando WWF Chile, con el fin de recoger sus inquietudes y problemas y que esta información pueda ser recogida en el marco de la revisión e implementación del Plan de Manejo para la merluza común (Merluccius gayi gayi).

En particular, según explica Valesca Montes, coordinadora de Pesquerías de WWF Chile, estas actividades buscan explicar de qué manera el enfoque ecosistémico se relaciona con el plan de manejo que hoy tiene la pesquería y que la Plataforma Social contenida en éste efectivamente refleje y considere las necesidades particulares de cada lugar, evitando que se entreguen soluciones sin pertinencia local.

Uno de los últimos talleres se realizó en Tirúa, convocando a 15 pescadores de dicha localidad y de caleta Quidico, quienes expusieron sus problemáticas y propuestas de solución. Entre ellas, destacaron la necesidad de abrir el registro pesquero para recursos como la merluza común u otros en la zona, con la finalidad de poder regularizar las embarcaciones que recibieron en el marco del plan de reconstrucción luego del terremoto y tsunami de 2010, así como la construcción de un espigón que pueda ayudar a la navegabilidad y accesibilidad al mar, aspecto que no cumpliría la actual infraestructura construida, según indican los pescadores.

Otro aspecto preocupante fue la falta de información existente en estas localidades respecto a temáticas relevantes del ámbito pesquero, tales como el conocimiento de los representantes regionales en el Comité de Manejo de la pesquería, lo que demuestra que el traspaso de información en cuanto a normativa es bajo. Por tanto, es esencial que se mejoren los canales de información entre los sindicatos de pescadores con instancias o mecanismos que permitan una mejor comunicación y diálogo a nivel regional, a la vez que desde el nivel central de la institucionalidad pesquera se puedan promover las buenas prácticas a través del conocimiento de la normativa pesquera.

“Los pescadores de Tirúa y Quidico nos han dado una gran sorpresa, han mostrado ser personas tremendamente propositivas y con muchas ganas de mejorar la alicaída condición en la que se encuentran. Si bien se repiten algunas problemáticas, entendiendo que existen problemas que son transversales a todos los pescadores merluceros del país, el desafío es cómo poder conectarlos a lo que está sucediendo a nivel central en temas pesqueros. Estos lugares tienen sus particularidades y queremos ser lo más representativos posible para reflejar sus necesidades en el documento que haremos llegar a la Subpesca una vez que finalicemos los talleres, para su consideración en el Plan de Manejo y su Plataforma Social”, señaló Valesca Montes.

Este levantamiento de información de WWF Chile es apoyado por profesionales de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, en el marco del proyecto Medios de vida de pescadores artesanales: necesidad de mejorar la subsistencia del sector artesanal de merluza común.

Camilo Veas, geógrafo de la casa de estudios, destacó que estos talleres han reafirmado la hipótesis de que existen problemas y dinámicas particulares en cada región, las cuales son muy relevantes para abordar de buena forma la crisis de la pesquería de merluza común. “El caso de Quidico-Tirúa nos parece súper relevante porque de verdad es una zona de rezago, hay recursos, no hay fiscalización, es como una tierra de nadie, y en ese sentido hay un potencial gigantesco para poder realizar cambios positivos, como retomar la cooperativa que en algún momento crearon y que por falta de cohesión dejó de funcionar y está ahí dormida, pero tiene un potencial gigantesco para poder articularlos y generar nuevas iniciativas, y lo más importante es que ellos son súper conscientes del valor de esta figura, y eso es muy relevante a nivel territorial”, sostuvo.

Para José Guzmán, presidente del Sindicato No 1 de Pescadores de Tirúa, el taller fue una buena instancia para presentar los problemas del sector y las opciones que ellos mismos identifican como posibles soluciones. “A mí como buzo mariscador me han quitado varios recursos,  no me encuentro conforme, me quitaron el huepo que aún no puedo visar ahora y me encuentro mal en ese sentido, porque somos personas humildes, trabajadores, y nos quitan el derecho, el pan de cada día de nuestros hijos, me siento mal por eso”, señaló.

“El taller estuvo interesante porque hay expectativas que uno quiere que se cumplan pero a veces no se cumplen, la reunión puede ser que sea eficaz para que las instancias del gobierno se preocupen de las problemáticas de los pescadores artesanales, sobre todo que en esta zona hay muy pocas pesquerías. Lo otro es que de la merluza hay una zona exclusiva aquí en donde entran los industriales y barren con el ecosistema al fondo  y después vamos los artesanales y no pillamos nada”, indicó Rómulo Rodríguez, secretario del sindicato.
 
Uno de los últimos talleres se realizó en la sede del Sindicato de Pescadores N°1 de Tirúa, junto a pescadores de esta localidad y también de Quidico.
© WWF Chile