El tráfico ilegal de vida silvestre ocurre en casi el 30% de las áreas más protegidas a nivel mundial | WWF

El tráfico ilegal de vida silvestre ocurre en casi el 30% de las áreas más protegidas a nivel mundial

Posted on
18 abril 2017
Gland, Suiza – Hoy, un nuevo informe publicado por WWF insta a plantear medidas adicionales e inmediatas para detener la preocupante tendencia del comercio ilegal de las especies enlistadas en CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) en los lugares con mayor importancia ecológica, incluyendo los sitios del Patrimonio Mundial.
 
Conocidos por su belleza icónica, su geología, su ecología y su biodiversidad, los sitios naturales del Patrimonio Mundial de todo el mundo albergan grandes poblaciones de especies extraordinarias de plantas y animales, incluyendo casi un tercio de los 3,890 tigres salvajes que quedan en el mundo y el 40% de todos los elefantes africanos. Además, son el último refugio para especies en grave peligro de extinción como los rinocerontes de Java en Indonesia y la vaquita, la marsopa más pequeña del mundo, una especie endémica del Golfo de California en México.
 
Sin embargo, a pesar de su valor reconocido y su status, el informe sugiere que la caza, la tala y la pesca ilegales ocurren en casi el 30% de los sitios naturales del Patrimonio Mundial; llevando a las especies en peligro al borde de la extinción y amenazando el estilo de vida y el bienestar de las comunidades que dependen de ellas.
 
"Los sitios naturales del Patrimonio Mundial figuran entre los sitios naturales más reconocidos por su valor universal. Sin embargo, muchos son amenazados por actividades industriales dañinas. El nuevo informe demuestra que los animales y las plantas de estos sitios, muchas veces únicos, también son afectados por la sobreexplotación y el tráfico. A menos de que sean protegidos efectivamente, los perderemos para siempre. Los gobiernos deben incrementar sus esfuerzos y abordar toda la cadena de valor del tráfico de vida silvestre, antes de que sea demasiado tarde", dijo Marco Lambertini, Director General de WWF Internacional. "Necesitamos más colaboración e integración entre la CITES, la Convención del Patrimonio Mundial y las autoridades nacionales urgentemente, para actuar de forma más coordinada e integral para detener el tráfico de fauna silvestre, abordando la captura de especies en los países de origen, el transporte hacia destinos específicos para su procesamiento y la venta final en los mercados de consumo".
 
La captura ilegal de especies en sitios del Patrimonio Mundial disminuye sus beneficios sociales y económicos vitales. Más del 90% de los sitios naturales del Patrimonio Mundial apoyan la recreación y el turismo, además de proporcionar empleos. Muchos de estos beneficios dependen de la presencia de las especies incluidas en la CITES. La captura o recolección ilegal también altera el ecosistema natural. Alrededor del 5% de la población de tigres de Sumatra fue asesinada en el 2016, y si los niveles actuales de caza furtiva y comercio continúan, los tigres silvestres podrían desaparecer en Sumatra y conllevar a un menor incentivo para proteger los bosques y dar lugar a una mayor deforestación a gran escala para establecer plantaciones de palma aceitera.
 
"Este informe ofrece una serie de opciones para mejorar la coordinación entre la CITES y la Convención del Patrimonio Mundial, centrada en los sitios del Patrimonio Mundial", dijo John Scanlon, Secretario General de la CITES. "Es esencial que la CITES esté plenamente implementada y que estos sitios irreemplazables sean totalmente protegidos. Al hacer esto, beneficiamos nuestro patrimonio y nuestra vida silvestre, proporcionando seguridad a las personas y los lugares, y apoyando a las economías nacionales y las comunidades rurales que dependen de estos sitios para su subsistencia”.
 
"El tráfico ilegal de vida silvestre priva al mundo de su patrimonio natural, amenaza a las comunidades locales y dificulta los esfuerzos globales para reducir la pobreza", explicó Inger Andersen, Director General de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). "Este informe es un recordatorio serio del alcance de este tipo de crimen organizado, extendiéndose hasta los sitios del Patrimonio Mundial y su supuesta seguridad. Este es un desafío mundial que sólo puede ser abordado a través de la acción colectiva internacional”.
 
El informe hace hincapié en que una mayor protección y vigilancia en los sitios del Patrimonio Mundial debe ir acompañada de una mayor acción para frenar la demanda ilegal de vida silvestre y sus productos derivados a través de la educación, la implementación y la aplicación de la ley. "Los organismos rectores de la CITES y de la Convención del Patrimonio Mundial reconocen la necesidad de seguir mejorando las interacciones entre los dos convenios; y para detener el tráfico ilegal de los sitios del Patrimonio Mundial, todas las partes interesadas deben unirse y actuar inmediatamente para prevenir daños irreversibles en los lugares y las especies más emblemáticos del mundo", dijo Lambertini.
 
El año pasado, WWF lanzó la campaña mundial “Juntos, salvemos nuestro patrimonio común”, trabajando con gobiernos y empresas para salvaguardar los sitios del Patrimonio Mundial para las generaciones presentes y futuras, mediante el fortalecimiento de la Convención del Patrimonio Mundial e impulsando a las empresas a cumplir con los más altos estándares de conducta responsable en los negocios dentro o cerca de estos sitios. Un informe de WWF encontró que casi la mitad de todos los sitios naturales del Patrimonio Mundial eran amenazados por actividades industriales dañinas como la minería, la extracción de petróleo y gas, y la construcción de infraestructura a gran escala, con millones de personas afectadas.
 
 
FIN
 
Notas a los editores:
Las fotos están disponibles para descargar aquí.
 
Para obtener más información, por favor contacte a:
Julio Mario Fernández | WWF-LAC | juliomario.fernandez@wwfus.org
Julien Anseau | WWF | Janseau@wwfint.org | +65 9060 1957
 
Sobre WWF
WWF es una de las organizaciones de conservación independientes más grandes y respetadas del mundo, con más de 5 millones de seguidores y una red global activa en más de 100 países. La misión de WWF es detener la degradación del medio ambiente de la Tierra y construir un futuro en el que los seres humanos vivan en armonía con la naturaleza, conservando la diversidad biológica del mundo, asegurando que el uso de recursos naturales renovables sea sostenible y promoviendo la reducción de la contaminación Y el consumo inútil. Visita http://wwf.panda.org/es/ para ver las últimas noticias y recursos de medios y síguenos en Twitter @WWF_LAC y @WWFnoticias
 
 

Comments

blog comments powered by Disqus
El pangolín es el mamífero más traficado del mundo
© Keith & Colleen Begg
Los sitios del Patrimonio Mundial son el último refugio para especies en grave peligro de extinción como la vaquita, la marsopa más pequeña del mundo, una especie endémica del Golfo de California en México.
© Tom Jefferson