Estado de las pesquerías en el país debe motivar más esfuerzos para revertir condiciones de colapso y agotamiento | WWF

Estado de las pesquerías en el país debe motivar más esfuerzos para revertir condiciones de colapso y agotamiento

Posted on
07 abril 2017
En el marco del crítico escenario que viven los recursos pesqueros en Chile, el reciente informe de la Subsecretaría de Pesca (Subpesca) sobre el estado de las principales pesquerías chilenas en 2016, muestra una leve mejoría respecto al periodo anterior.
 
No obstante, como lo enfatiza Valesca Montes, coordinadora de Pesquerías de WWF Chile, esto debe impulsar a más y mejores medidas de protección para los recursos pesqueros. “Hoy más que nunca es necesario profundizar los esfuerzos que se han estado realizando para avanzar hacia una pesca sustentable, dado que más de la mitad de las pesquerías se encuentran aún con graves problemas en sus stocks”, señaló.
 
En concreto, el reporte muestra que de las 25 especies evaluadas, nueve se encuentran colapsadas y seis sobreexplotadas, registrándose mejoras en tres especies en relación a 2015 (merluza común, anchoveta y langostino colorado).
“Entre las sobreexplotadas merece una mención especial la merluza común o pescada, que en el periodo anterior se encontraba en estado de colapso. Al respecto, creemos que deben reconsiderarse los procedimientos bajo los cuales una pesquería cambia de estado, ya que la recuperación es un proceso de largo plazo. Por tanto, este cambio positivo debería confirmarse luego de un periodo de al menos dos o tres años de tendencia positiva para asegurar que ese cambio de estado responde a una modificación concreta y sostenible”, señala la profesional.
 
En cuanto a las señales positivas, Valesca Montes reconoció la labor que han realizado los comités científico técnicos, “donde ha primado la visión científica por sobre intereses particulares”. Asimismo, agrega que “los comités de manejo han logrado el desafío de desarrollar e iniciar el proceso de implementación de los planes de manejo, consensuando los intereses de todos los actores de las pesquerías, a pesar de que aún se trata de procesos e instancias perfectibles y que han operado con presupuestos limitados o bien nulos”.
 
Entre los desafíos pendientes se encuentra el que el Estado incluya presupuesto para el trabajo que realizan los comités científico técnicos y los comités de manejo, así como la mejora de capacidades para los funcionarios públicos a cargo de estas instancias. Clave es la propia implementación de los planes de manejo y recuperación, que también tendrá asociado un costo social que no se debe subestimar y que requiere una estrategia integral que vaya más allá de la lógica de los bonos.
 
Asimismo, se requieren acciones más decididas contra la pesca ilegal, que logren atacar la raíz de este ilícito que erosiona los esfuerzos por llevar las pesquerías hacia un escenario de sustentabilidad. “Está en discusión en el Parlamento el proyecto de ley de modernización de Sernapesca, el cual fortalece distintas dimensiones dentro de la institución, pero mientras se aprueba tenemos el gran desafío de cambiar estas prácticas a través de la entrega de información a todos los pescadores, así como capacitaciones y otras acciones que permitan concientizar sobre esta problemática”, puntualizó.
 
Respecto al trabajo que está realizando WWF Chile en estos temas, Valesca Montes explicó que esta ONG, junto a Oceana y EDF, ha tomado el desafío de apoyar el proceso de revisión del plan de manejo de la pesquería de merluza común y de generar una propuesta para mejorarlo y para la elaboración del plan de recuperación. Esto implica una serie de esfuerzos en materias de capacitación con expertos nacionales e internacionales.
El reporte del estado de las pesquerías 2016 mostró una leve mejoría en relación al periodo anterior.
© Meredith Kohut / WWF Chile